Es un concepto de ”mobiliario que crece con el niño ”, teniendo en cuenta el espacio de la casa y las necesidades prácticas de los padres. Se poténcia la funcionalidad y la fácil adaptabilidad del mobiliario sin renunciar a nada.

De líneas minimalistas y contemporánias se muestra una estética neutra, cuyo protagonista es el propio usuari.

Esta colección de mobiliario se adaptaa las necesidades de cada etapa del niño. El cambiador se transforma en la base de una gran cama de 2 x 1m, la cuna ligera pasa a ser un mesa/escritorio, y el armario, que se adapta perfectamente en cualquier lugar.